lunes, 12 de enero de 2009

Popurrí cinematográfico

Muchos son los que tienen cierta aprensión en ponerse delante del televisor, o la pantalla de su PC, y disponerse a presenciar una película en blanco y negro -y una infinita gama de grises-. Yo, sin embargo, soy de la opinión de que éste es un dato que implica, en la mayoría de las ocasiones, una garantía de calidad.

Suena raro viniendo de alguien que, en un principio, debería estar más próximo a los avances técnicos, efectos especiales, y demás fuegos de artificio que muchos creadores actuales utilizan como base y único argumento de sus obras. Así nos encontramos con productos absolutamente infectos, vacíos, vacuos y alejados de todo interés. No hay más que ver las tan cacareadas The spirit o Ultimátum a la tierra, por poner un ejemplo de películas estrenadas últimamente.

Pudiera ser que al no disponer de ciertos medios y no poder desviar la atención del espectador, hacia otros lugares, los antiguos directores basaban sus trabajos en algo tan insignificante e irrelevante actualmente como es EL GUIÓN.

Puede que suene pretencioso todo lo comentado, pero para muestra les voy a dar tres botones de reciente visionado y descubrimiento por parte de quien aquí les escribe:

- Arsénico por compasión, de Frank Capra.
- Encadenados y Sospecha, de Alfred Hitchcock.



Todas ellas interpretadas por el gran Cary Grant, que aportaba su cara bonita y toneladas de calidad interpretativa. Quizá los guaperas actuales de Hollywood necesitarían una buena dosis de cine de alta escuela, faceta de interpretación, con maestros del calibre del Sr Grant, James Stewart, Marlon Brando, Humphrey Bogart y un largo etcétera.

El método empleado para hacerles aprender la lección, sería al estilo que mostró el enorme Stanley Kubrick en La naranja mecánica, un film en color. No todo iba a ser desempolvar añejas películas en B\N...aunque no me tienten porque mi arsenal es inagotable.


PD: Me he encontrado con esta preciosidad, perteneciente a la B.S.O. de una obra maestra de Michael Cimino: El cazador, del año 1978.

Disfrútenla:


7 comentarios:

Maeglin dijo...

Imagino que el tema del formato blanco y negro sería definitivo para profesarle el cariño y devoción que gastas a SIN CITY. Un pequeño mini NEO-clasico. ;-)

Patata Piloto dijo...

(Se me borró el comentario anterior así que procedo a reintentarlo)
La verdad es que hoy día el guión no se cuida nada. Priman más los efectos especiales y la verdad es que cada vez son menos creíbles. Tanto ordenador "canta" mucho y andar metiendo criaturitas generadas en 3D con imagen real queda fatal. Donde estén las maquetitas curradas de antaño... o el croma cutre de Superman. Eso tiene su encanto!!
Yo soy más fan del cine en color (y si es animado mejor :D) pero no por ello desprecio el cine en B/N.

Lazarillo en América dijo...

Me encantó tu blog... aunque no fume y eso de los pitillos me siente fatal!!

Andrómaca dijo...

Cierto es que un buen guión es el punto esencial de toda película, pero no sólo los encontramos en los clásicos de blanco y negro, también hay buenísimos guiones actuales.

Para mí, un ejemplo bueno serían películas de Christopher Nolan como Memento -grandioso Guy Pierce- o El caballero oscuro... Seguro que si hacemos memoria encontramos muchas más.

Saluditos vecinito

Una senderista. dijo...

No soy muy seguidora del cine antiguo en blanco y negro, pero estoy de acuerdo contigo en que hay mucho bodrio moderno, saludos

Maeglin dijo...

Jejejeje se acerca THE JUDGEMENT DAY: Las Espadas en todo lo alto y un Platito de leche gatero en juego Maese Knopfler. Los Peoenes de letras contra los Alfiles y Jerarcas Ingenieros. Esto será mejor que un Barça-Madrid.

Recuer2

Raúl dijo...

Las tres películas mencionadas son excepcionales. Las tres.