jueves, 13 de agosto de 2009

Música y calores espantosos

El nuevo disco de Mark Knopfler ya está disponible para quien quiera escucharlo, pero mientras se hace oficial su lanzamiento para el día 14 de septiembre, no queda otra que seguir recordando viejos clásicos de otros grupos entre tanto calor extenuante, achicharrador, demoledor que le deja a uno sin ganas de nada más que de ingerir zumo de cebada en cantidades ingentes.

Los temas en cuestión son éstos:



4 comentarios:

Maeglin dijo...

Me pone más en funcionamiento y en marcha su anterior tema de Led Zeppelin con el Last stand de Aquiles. Entre el grupo y la temática pues todo es miel sobre hojuelas.
Enhorabuena por el regreso de su Gurú en estos malos tiempos para la música en los que bandas como RadioHead anuncian que dejarán de hacer albums para editar y vender sólo singles por internet.

Una senderista. dijo...

Estoy contigo en os del calor y el zumo de cebada

Eleonora dijo...

Hola querido amigo Carlos:

En tu blog, una puede solazarse y olvidar tanto titiritero farandulero de quiénes estoy más que harta.
Aquí se respira arte y talento, que mejor forma para soportar esta terrible canícula agosteña.
Dicen que mañana mismo las temperaturas nos van a dar un respiro, eso espero porque estos calores infernales me suelen producir una jaqueca insoportable.
Es que ni me salía bien el post, pero bueno, como todo en la vida, tiene que haberlos mejores o peores, espero estar más a tono cuando bajen estas odiosas calores.
Aquí en Sevilla se llegó ayer y hoy 47-48ºC.
La noche con 27ºC, vamos que al final estas como una croqueta de una lado para otro de la cama.
Así que ya sabes, no vengas por ahora por estas tierras del Valle del Guadalquivir que vas a terminar bebiéndote toda la reserva del zumo de cebada y lo que se tercie.

Besos y abrazos.

Blog A dijo...

vamos haciendo boca con la música, En nuestro Vigo el clíma en verano es suavecito.
Los libros son de bachillerato, ya pase por la universidad con mi hija mayor pero ella estudio con becas así que no estaba yo acostumbrada. Solo era un chiste si hay que pagar se paga, que los que hacen libros también comen ¿o no? jajajaj no se consuela quien no quiere
saludos guapo