jueves, 24 de diciembre de 2009

Avatar: fastuoso espectáculo, nula historia
























Tuve la oportunidad de presenciar ayer , en la siempre grata compañía de Maeglin y Andromaca, el mayor espectáculo de megalomanía y culto a la persona que se haya hecho jamás. Y esta circunstancia fue lo más grato de la tarde -la agradabe compañia-, con las sidras previas en "La camocha" que hicieron luego de las suyas, pero eso ya es otro asunto que trataré más adelante.

La espectación era máxima, pues se trataba, ni más ni menos, que de la vuelta de uno de los directores más importantes de la actualidad, ampliamente galardonado, y creador de alguno de los films más revolucionarios de la historia del Séptimo Arte (Terminator).

Con ésas se presentaba, tras una larga ausencia, Mr. James Cameron: volver a la cumbre, y presentar un espectáculo absolutamente rompedor y novedoso, con su nueva obra: Avatar. Pues el tiro, señoras y caballeros, le ha salido por la culata.

Avatar es un espectáculo de efectos especiales y... metraje. Lo demás es puramente rutinario. Podríamos decir que se trata de un batiburrillo, formado con cachos de Pocahontas, Alien y, sobre todo, de la sobrevalorada e hipermegalómana Bailando con lobos -una apología del tedio.

No quiero meterme demasiado en harina, pues habrá gente que todavía tenga ganas de verla.

Simplemente quiero comentarles que si lo que esperan ver es un gran espectáculo de efectos especiales, ésta es su película. Si lo que esperan es buscar un antes y un después en el cine de Ciencia Ficción, será mejor que inviertan sus cuartos en tomarse sidras.

Y, por favor, que arreglen la ubicación de los baños en el Cine Proyecciones de Fuencarral. Ya les he comentado que el zumo de manzana hizo de las suyas, y tuve que comprobar lo limpios que estaban los baños de señoras.

Cualquiera que me viese salir....

Felices fiestas a todos.

P.D.: Ésta sí que es una película de Ciencia Ficción que marcó un antes y un después. Impagable.


12 comentarios:

Isa-chan dijo...

A mí me gustó, por lo espectacular del planeta y eso de las 3D pero pasé muy mal rato porque me dio la vena ecologista y no veas qué angustia viendo la película. Por lo demás graciosa de ver, pero tampoco es para tirar cohetes, eso sí, me sirvió para ver el trailer de "Alicia en el país de las maravillas" =P

Maeglin dijo...

Disiento, como no podia ser de otra forma si me vistes el brillo de la mirada al salir. Admito que se queda lejos de un Blade runner o un Alien y su profundidad es cuestionable. Sin embargo de lo anterior el espectaculo visual que regala nos anticipa el cine que está por llegar. Al igual que cuando los grandes estudios norteamericanos se embarcaron en esas megalomanas producciones épicas (Ben-Hur, 55 días en Pekin, Cleopatra etc) que tendrán mayor o menor calado argumental pero que fueron un majestuoso éxito cinematográfico y con el tiempo culto de coleccionistas. El 3D y la comunión entre imagen real y ficticia son desde el 18 de diciembre el hoy del nuevo cine en el siglo XXI.

Blog A dijo...

La verdad es que no me atraia la pelicula, pero después de leerte a ti, a maeglin y escuchar a Rafa, voy a pagar y todo..
un beso corazón

key dijo...

http://img96.imageshack.us/i/w222.jpg/

Carlos dijo...

Isa Chan: Al menos pudiste sacarle un provecho al visionado. ;)

Maeglin: De las películas que has comentado, sólo Ben Hur aguanta el tirón, aparte de ser una historia sencillamente magnífica.

Eso sí: espero que el cine que nos espera en los próximos años no tenga nada que ver con lo que presenciamos el otro día. Porque si es así, yo me desapunto de tales espectáculos cinematográficos. Jaja.

Blog A: Como espectáculo de fuegos artificiales está muy bien. Seguramente pases un rato agradable interactuando con los bichos azules ;)

Key: Feliz Navidad.

Patata Piloto dijo...

Carne de HD pa verla en su esplendor pero vamos, lo que me imagino: muy efectista y ya. No sé por qué pero los trailers y carteles que he visto no me atraen. A mí eso de los señorinos azules con ojos de gatazo me da no sé qué.
Por cierto, creo recordar "La Camocha". ¿Estaba por Quevedo? Creo que fue alli donde me sirvieron la sidra peor escanciada del planeta y más cara de toda mi vida... Clavelito de mi corazón!!

Carlos dijo...

Sí señorita,

en plena calle Fuencarral, antes de llegar a la glorieta misma de Quevedo.

Queda más a la altura de Bilbao que de la plaza que comentas.

La sidra muy cara, es verdad; pero la tortilla paisana que se marcan, es de órdago a la grande.

Me alegra verte de nuevo por estos lares, Patatilla ;)

anamorgana dijo...

No he visto la película, la veré.
El vídeo increíble me encanta esa música.
Feliz 2010
Saludos

Metalia dijo...

Ya has leído mi opinión. Visualmente preciosa, y como "Pocahontas", "Alien" y "Bailando con lobos" me encantan, no me importa que hagan un mix, jejejeje ;)

Carlos dijo...

Anamorgana: Vangelis es maravilloso, y Blade Runner una obra maestra. Feliz año para usted también.

Metalia: Alien me parece un clasicazo -otra vez Ridley Scott-; Pocahontas me deja frío con el típico mensaje "ecologeta" y la historia de amor cogida por los pelos; y Bailando con lobos, como ya dije en su momento, me parece la apología del tedio -se nota que me gusta Kevin Costner, ¿verdad?-. Jajaja.

De todas formas no critico al film por las fuentes elegidas, sino porque nos la pretendían vender como algo revolucionario y rompedor, cuando no se trata más que de la misma historia de siempre, aderezada con innumerables y, seguramente, costosísimos fuegos de artificio ;)

CHiNKS dijo...

Opino que "Avatar" es maravillosa, aunque no se puede clasificar de obra maestra. Coincido en el hecho de que ciertas películas como "Blade Runner", "Metrópolis", "Ghost In The Shell" o "La Guerra de las Galaxias", por poner ejemplos, han dejado una gran huella en el mundo de la ciencia ficción puesto que han innovado en muchos aspectos. Avatar innova, sí, pero en el campo visual y técnico. En cuanto a la historia y los elementos que aparecen en ella no se puede decir que no nos sean familiares a los amantes de la ciencia ficción. Por lo tanto, no va a marcar un antes y un después. Aunque reconozco que tampoco será fácil olvidar el mundo de Pandora.

Zentolo dijo...

A mi me recordó a la de Tom Cruise, "El último Samurai". Como película para pasar el rato no está nada mal, salvo por el hecho de que las puñeteras gafas se clavan en el puente nasal y terminas con ganas de ver distorsionada la película antes de tener que recurrir al cirujano plástico al término de su visionado.
De todas maneras, esta semana han anunciado que en breve saldrá al mercado el DVD de la película con las escenas cortadas (o sea, las de sexo). Venga, va, exprimamos la gallina de los huevos de oro, que ya se sabe que quien golpea primero, golpea dos veces.
Un placer volver a saludarlo...