martes, 16 de noviembre de 2010

Esa "mariconada" japonesa.




















No.

No teman ante lo impetuoso del título del post, pues lo que en él se escribe no trata de describir ninguna circunstancia escabrosa, ni que el Imperio del Sol Naciente se haya puesto el punto de mira de mis críticas, ni que Zapatero esté aprendiendo algún arte marcial sólo al alcance de los elegidos -bastante tiene con el footing-.

En absoluto.

Les vengo a hablar, mis queridos lectores, de un plato típicamentente "Japo" del que, últimamente, y no es por echarme flores, estoy hecho un auténtico maestro. Sólo me falta la cinta en la frente, un cuchillo que corte más que una navaja albaceteña, y tener los ojos como si me acabase de levantar. Uséase: cerrados.

Todo empezó hace un año, cuando asistí a una cena a la que fui invitado por unos amigos, y fui testigo de la elaboración del famosísimo SUSHI. La primera impresión, no les voy a engañar, es que me resultaba una auténtica chorrada, amén de poco apetecible: pescado crudo, arroz cocido, y manoseo a go go.

Sin embargo, y como muchas veces sucede, mi parecer cambió cuando lo probé y me di cuenta de que un nuevo campo de sabores se abría ante mí aparte del bocadillo de mortadela o panceta con tomate -que está cojonudo, por cierto-.

Simplemente tuve que esperar mi momento y ponerme manos a la obra: cacerolas, arroz japonés, vinagre de arroz, washabi, alga nori. aguacate y el pescado que apetezca.

Se trata de un plato laborioso de hacer, pero agradecido, pues si sale como mandan los cánones es un manjar y, además, puedes competir con avezados cocineros y tirarte el moco diciendo que tú, la fase de freír huevos y descongelar nuggets de pollo ya la tienes más que superada.

O no...

7 comentarios:

Blog A dijo...

wowwww. vaya pinta..
Yo los probe en un japones pero cuidado donde se comen, que como bien dices no todo el mundo los preparaba sabrosos... eres un artista.

Maeglin dijo...

Porque aunque no os lo creais...
Salve Pat Morita del wasabi y el maki roll.

Sarah dijo...

Solo una palabra: "pescado crudo". Llamadme cerrada. Será cuestión de costumbres, en España gustan mucho los langostinos y, si lo piensas, es un bicho bastante feo y asqueroso.

Patata Piloto dijo...

Yo no he probado todavía "el de verdad". He comido los sucedáneos esos de un trocito de surimi encima o un poco de zanahoria y listo, pero son morbosísimos!!

Las mariconadas japonesas están ricas. No he probado muchas, pero prometen!
Sayonara!!

Maeglin dijo...

Ese Athenas, Ese Athenas...!!

elena dijo...

De entre todos los blogs que existen en el orbe virtual, he venido al tuyo.Buscando una frase taurina.
Me encuentro con un aficionado, fumador (de Marlboro además), cafetero y que odia el sushi.
Volveré cada día, te lo aseguro.

elena dijo...

Vale, puedo parecer imbécil (por lo del sushi, me encandilé leyendo tus crónicas taurinas y de la "mariconada" japonesa sólo vi el título. Aceptaré que tengas un defecto.