jueves, 8 de octubre de 2009

Don Arturo, es usted sencillamente el mejor.

























Como siga escribiendo cosas como éstas,

no voy a tener más remedio que montar manifestaciones callejeras para pedir su inmediata canonización como único y verdadero santo, luz y guía de la humanidad entera. Jajajajaja.

Disfruten, porque no tiene desperdicio.

P.D.: La frase final es de lo más grande que he leído en mucho tiempo.

APATRULLANDO EL ÍNDICO

Imperativos de las artes gráficas obligan a escribir esta página un par de semanas antes de la fecha en que se publica. Lo aclaro porque es posible –poco probable, pero posible– que, cuando lean estas líneas, la fragata española destacada en el Índico haya destruido a cañonazos a toda una flotilla de piratas somalíes, o que nuestros comandos de la Armada, tras recibir vigorosa luz verde del implacable Ministerio de Defensa español, hayan liberado heroicamente a varios rehenes españoles o extranjeros, liándose a tiros, bang, bang, bang, y dándoles a los malandrines las suyas y las del pulpo sin pagar rescate ni pagar nada. Que no creo, la verdad. Aquí eso del bang bang se mira mucho, no vayamos a darle a alguien, que encima es negro y desnutrido, aunque lleve Kalashnikov, y a ver qué dicen luego la prensa, las oenegés y las estrellas del cine español. Pero nunca se sabe.

Hoy quiero hablar de una foto. En ella aparece la titular de Defensa, señora Chacón, con varios portavoces parlamentarios –el señor Anasagasti, la señora Rosa Díez y algún otro padre y madre de la patria– a los que invitó al océano Índico para retratarse a bordo de la fragata Numancia; que como saben forma parte del dispositivo internacional que allí protege, o lo intenta, el tráfico mercante. En la foto, los portavoces varones y hembras sonríen felices, cual si acabaran de cantarle a la marinería lo de «Soldados sin bandera/soldados del amor», satisfechos por llevar al cuerno de África un mensaje de compromiso y firmeza. Mucho ojito, piratas malvados, que con España no se juega. Aquí estamos todos, unidos como una piña colada, para dar aliento a nuestros tiradores de élite. Cuidadín. Etcétera. Estoy seguro de que, después de verlo en el telediario, las familias de los tripulantes de atuneros, petroleros, portacontenedores y otros barcos españoles duermen tranquilas. Relajadísimas. Nuestra Armada está ojo avizor, y nuestros políticos la apoyan. El protocolo operativo contempla el uso de la fuerza, siempre y cuando no peligre la vida de secuestrados ni de secuestradores. O algo así. A ver qué pirata le echa huevos y se atreve ahora.

Debo confesar algo inconfesable. Y, por tanto, lo confieso. Habría dado mi colección completa de primeras ediciones en gabacho de Corto Maltés –blanco y negro, editorial Casterman– porque, en el momento mismo de la foto, una docena de piratas somalíes hubiesen decidido sumarse por su cuenta al homenaje. Me tiembla el dedo de placer, dándole a la tecla, al imaginar a una docena de Isas y Mojamés abordando la Numancia con su cayuco mientras todo el mundo estaba pendiente del fotógrafo. Hola, buenas. Aquí mi cuñado, aquí mi primo. El del lanzagranadas es mi suegro. De momento nos van a pagar ustedes veinte kilos en billetes nuevos. Si no es molestia. Y díganle a la rubia de las gafas y los piños que deje de hablar por el móvil pidiendo auxilio y se siente, coño.

Y luego el operativo. Gabinete de crisis en Moncloa. Café y expertos. Ese presidente Zapatero telefoneando a Obama para preguntarle qué haría él en un caso similar, y el otro respondiendo que ya lo hizo: no pagar un duro y cargarse a los malos. Eso es totalitario, responde Zapatero. Indigno de un presidente afroamericano de color. Entre Sarkozy y tú me vais a desmontar el chiringuito con vuestros putos pistoleros. Nosotros tenemos Alianza de Civilizaciones, chaval. Somos líderes en eso. Además, te informo de que la violencia sólo engendra violencia. La piratería está tocando fondo, dentro de un par de meses empezará a disminuir, y mi gobierno ya toma medidas para que cuando desaparezca del todo, que será pronto, África y sus habitantes encuentren a España preparada para convertir aquello en Hollywood. Que no te enteras, tío.

Y después, tatatachán, el desenlace. Al alba y con viento de levante, tras arduas y enérgicas negociaciones a través de la embajada de Cataluña en Mogadiscio, el ministro Moratinos anuncia otro éxito diplomático y humanitario sin precedentes: «Hemos pagado enérgicamente –dice sin despeinarse– el rescate en un tiempo récord, cosa nada fácil con las transferencias, los horarios de bancos y demás. En cuanto a lo que de verdad preocupa a los españoles, la salud de los piratas, diré que todos se encuentran bien; excepto uno que, al abalanzarse a robarle el reloj al señor Anasagasti, resbaló y se hizo pupita en un dedo. La ministra de Defensa ha fletado un avión para trasladarlo a un hospital de Madrid –ella misma le sostiene el gota a gota de plasma–, y confiamos en su recuperación. Son daños colaterales inevitables en estas operaciones de precisión y alto riesgo. Por otra parte, el cabo primero de infantería de marina Manolo Gómez Cascajo, que en un momento dado sugirió coger los Cetmes y achicharrar por el morro a los piratas, ha sido seriamente amonestado por Defensa, y su próximo destino será censar focas en Chafarinas. Por querer matar negros y por fascista».

9 comentarios:

Maeglin dijo...

La que más me ha hecho reir junto con el parrafo dedicado a Obama y su resolución de conflictos no ha sido la última si no otra más sutil pero grande igualmente:

(...)LAS ESTRELLAS DEL CINE ESPAÑOL(...)

XD

Zentolo dijo...

Sr. Halcón Maltés, no deja usted de sorprenderme, al igual que D. Arturo.
Durante 3 años serví en la Armada Española (o lo que es lo mismo, la armada de Pancho Villa, como cariñosamente la llamábamos nosotros), durante los cuales me tocó cubrir el bloqueo marítimo que se le hacía (o perpetraba, como usted prefiera) a la antigua Yugoslavia.
Menos mal que nunca tuvimos ningún percance y lo que se suponía era una situación de guerra se convirtió en un crucero por el Mediterráneo de 3 meses, al que los "mandos" se apuntaban para volver con, más o menos, un kilo de los de antes (unos 6.000 eurazos) en el bolsillo y poder colgarse, nunca mejor dicho, una medalla más.
Eso si, lo del abordaje pirata quedaría reducido a nada en cuanto entraran en las cocinas, que las cuquis están amaestradas y se los jalarían vivos... XD

key dijo...

Los domingos, Arturo. Sin falta. Uno de sus mejores artículos, claro que de piratas sabe un poco. Y mientras por aquí las teles autonómicas poniendo El equipo A porque se acerca la peli.

Andrómaca dijo...

LOL. Un articulazo con mayúsculas. El Sr Reverte siempre poniendo el dedo en la llaga y acertando de pleno. Creo que volveré a leermelo para echarme de nuevo unas buenas risas.

Juan dijo...

En pocas palabras.... Don Arturo, Grande de España.

Ojalá un día dejemos de aguantar titiriteros y tengamos de ministro de cultura a este hombre, si que le apeteciera o apateciese meterse en semejante embolado.

Claro que entonces nos perderíamos estas joyas inmarcesibles; pero tal vez a cambio en el congreso le diera su merecido a alguno a base de toledana y vizcaína, ¡pardiez!

Carlos dijo...

Quiero ver un día escribiendo juntos en un periódico a: Federico, Gistau, Pérez-Reverte y a Herrera.

O un programa de radio, o de televión, o que se junten a jugar al mus..., pero, por favor, que atiendan mis súplicas.

Blog A dijo...

Palabra de Dios …. Te alabamos señor…
Qué pena que yo no creo en dios y menos con barba y cámara de fotos.
Reverte, con su escritura de hace cuatrocientos años, tan pretencioso como siempre, aunque hablara de amor sigo viendo un chulo pedante, y no sé si es porque soy mujer, pero los chulos solo me gustan en la pelis de vaqueros.

y aunque tiene razón en lo que escribe, su pedantería me impide disfrutar de su lectura. (Aunque no de sus libros)
Veo que soy la única mujer que opina, me perdonaras que no te haga la pelota claro...jaja
un beso

Maeglin dijo...

(...)Veo que soy la unica mujer(...)
Pues ves poco Blog A ya que Andromaca lo es declarada(A menos que lo de ser la unica mujer fuese un anhelo y no una constatación) por lo que quizás si vuelves a intentar "ver" el articulo de Perez Reverte lo encuentres más digno.

Un "pelota" con astigmatismo de genero.

Blog A dijo...

Perdón, no me di cuenta que Andromaca era una mujer, pido disculpas.
Y lo de peloteo es una especie de broma entre Carlos y yo.
Lo siento es que Reverte me cae tan mal que me fue imposible callarme y mira que lo intente.
Un saludo a todos.