martes, 18 de mayo de 2010

Descansa en paz, pequeño gran hombre.




















Ha muerto Ronnie James Dio, el grandioso cantante de míticos grupos como Black Sabbath, ELF, DIO y, por encima de todos, Rainbow.

Muchas veces suele suceder que, en estos casos, salgan los típicos comentarios de: "era muy bueno", "es una gran pérdida" y demás. Pero en esta ocasión, tales expresiones están más que justificadas.

Desde aquí va un pequeño homenaje para alguien que desde hace ya año y medio ha estado muy presente en mi vida de manera musical, junto a otros grandes como Ritchie Blackmore y Tommy Iomi.

Descanse en paz un grande de los que pocos quedan.

5 comentarios:

César Sempere dijo...

No lo sabía, lo vi en el festival de Kobetasonik de Bilbao de hace dos años con Kiss. Ya se le veía un poco perjudicado, pero seguía siendo un clásico sobre el escenario.

Los viejos rockeros mueren pero nos dejan su legado, luego nunca desaparecen.

Un saludo,

Estrella Altair dijo...

Buena música pra el recuerdo... que siempre hacen sentir nuevas cosas, por mas veces que se hayan escuchado, me gusta.....

No lo conocia.

Un saludo... para ti y para ese viejo rockero por el que haces el homenaje.

Blog A dijo...

No quiero hacer humor negro pero tu blog se está pareciendo un poco a las noticias necrológicas..:)

Mueren pero nos dejan su música y por eso no son olvidados.
Beso

Maeglin dijo...

Obituarios notables ultimamente en tus tierras Carlos.

Descanse en paz.

anamorgana dijo...

Descanse en paz.Si hubiera algo después diría que se fue a cantar a otro sito mejor, claro que no he estado y no sé si es mejor. me he liado.
Saludos