viernes, 16 de julio de 2010

El maestro de la prohibición (y de otras cosas).




















Ya llegó el prohibidor; ya está aquí, con una rosa en la mano, risa de Joker, cara de Mr. Bean, y peores intenciones que el muñeco diabólico.

Ya llegó el señor ZP con toda su demagogia para volver a hacer de las suyas, que consisten, básicamente, en no dar una a derechas (tampoco creo que ésa sea su voluntad, por aquello de las facciones políticas...), y erigirse como máximo referente moral y educativo de la sociedad española y, cuando le dejan, de la europea e interplanetaria, como muy bien predijo la inefable y nunca bien ponderada señorita Pajín. Otra de las "grandes".

Ahora, tras el mundial, tras los pulpos adivinos, tras el estatuto de los c..., toca otra de vetos. Y el damnificado no es otro que el mítico bollo Pantera Rosa:


Y como bien he comentado yo esta mañana: ¿no sacará una ley este bendito señor para prohibirse a sí mismo y, de este modo, dejar de escuchar sus patochadas mes tras mes, sin solución de continuidad hasta que llegue el año 2012?.

Aunque, ahora que lo pienso, alguno que otro dice que por entonces el mundo llegará a su fin.

Ingenuos ellos: llegará mucho antes. Cuando a ZP le dé por considerarlo políticamente incorrecto, falto de talante, y lo declare inconstitucional.

Qué "pacencia" hay que tener...

4 comentarios:

Blog A dijo...

Hola.
A mi me da igual si lo hace zp o el APA del colegio. Hace unos años que tuve yo una pequeña discusión en el colegio preocupados por la indumentaria de los alumnos y menos por la porquería de bolleria industrial que vendian en la cafetería del colegio. El bocadillo de jamón que yo enviaba en la mochila no podia competir con el bollicao lleno de caloría vacia. Los colegios no estan para vender chuminadas.
¿Tu comprabas cosas en el colegio?
Los niños son obesos y eso no es un coña.
La bollería mejor fuera del colegio
Entiendo tu rechazo porque viene del un hombre que aborreces, pero si separas eso seguro que le ves sentido.
un saludo y celebro tu regreso

Maeglin dijo...

Tranquilo Carlos aún hay esperanza para el Pantera Rosa, podemos hacer una iniciativa popular estilo los toros catalanes para salvar al repostero elemento achacando la más que probada homofobia que se oculta tras la prohibición de un bollo que se apellida rosa.
Estoy seguro que el Misterio de Igualdad tomará cartas en el asunto al igual que "Centolo".

Patata Piloto dijo...

Qué hambre me está entrando viendo el pastelín de la foto!!
Hombre, yo en los colegios no metería máquinas de chucherías o en las cafeterías de los centros procuraría no venderlas, más que nada porque igual los nenes le dan al vicio de manera "incontrolada". Mejor que se lo den en casa para los recreos o que los vea su madre merendar en casa, aunque sea para forrarse de nocilla o de "pandorinos"... ;)
Estuve desaparecida mucho tiempo, a ver si me pongo las pilas y me animo a ponerme al día con todos vosotros!! ;)
(Pantera rosa, toros en Cataluña... se lleva prohibir ;) )

la reina del mambo dijo...

Prohibir, prohibir, prohibir lo prohibido.
QUE SE VAYA Y VENGA OTRO ¿Será mejor?