martes, 2 de marzo de 2010

Tito Martin (casi) nunca defrauda. Shutter Island.




















Cariñosamente llamo así a quien es, posiblemente, el director vivo con mayor talento,

con permiso del gran Clint Eastwood y otra serie de "jóvenes" promesas que, de vez en cuando, nos sacan del sopor que supone acudir a las salas de cine para ver los mondondos que a mal tienen el endilgarnos periódicamente, aunque luego traten de vendérnoslo como lo mejor hecho desde hace siglos, o como el "no va más", "un antes y un después" y demás panfletarios slogans que poco o nada tienen que ver con la realidad.

Me estoy refiriendo, naturalmente, al señor Martin Scoresese, padre de algunas de las mayores obras maestras del Séptimo Arte y que es, por si no lo había dicho ya, mi director fetiche.

Creador de títulos tales como: "Taxi Driver", "Toro Salvaje", "Uno de los Nuestros", o "Casino".

Su último film no tiene nada que ver con lo hecho hasta la fecha, pues el prestigioso director había basado su carrera en la creación de obras cuyo tema principal eran las calles, la violencia, el honor, la mafia y otros géneros de similar corte. La última obra de tito Martin, Shutter Island, es un absorbente film en el cual se hacen homenajes a clásicos como "El silencio de los corderos" o "El resplandor", pero todo ello realizado con un gusto exquisito; rodado como mandan los cánones; contado de tal manera que resulta casi imposible despistarse un instante, pues sería nefasto para la total comprensión de la multitud de pequeños detalles que inundan la película.

El reparto está muy bien elegido, y los secundarios son de auténtico lujo: Ben Kingsley y Max Von Sydow.

En definitiva, de una película en la cual, incluso hasta el insulso y cargante Leonardo di Caprio está más que aceptable, y el director es quien es, podríamos decir que, a priori, merecería la pena gastarse los "cuartos" para ir a verla.

Y en este caso, a fe que así es.


9 comentarios:

César Sempere dijo...

No la he visto todavía. Ya te diré algo.

Saludos,

Maeglin dijo...

Qué malas y rubias compañías frecuentan el señor kingsley y el señor Scorsese. Este último parece haber pillado fijación cuasi sexual con el antiguo niño adoptado de la familia seaver en los Problemas crecen.

Blog A dijo...

Hola, vengo a visitarte un rato.
Me veré la peli, tiene buena pinta.
un besito
PD: Volveré pronto a dar guerra.

Zentolo dijo...

A riesgo de parecer hombre de tópicos, cuasi se puede afirmar que su Tito Martin es uno de los más grandes directores de la historia. Aún no he tenido el gusto de ver la película, pero ya el tráiler me tiene más que hipnotizado.

Metalia dijo...

Bueno, a ver si la visiono pronto y coincidimos.

Sarah dijo...

Yo creo que DiCaprio se le catalogó en su dia como "niño mono ídolo de niñas con portadas en la Super Pop" y desde entonces hay quien se resiste a tomarle enserio... pero a mi no me parece un mal actor para nada, sino todo lo contrario.

Patata Piloto dijo...

Habrá que verla. Infiltrados consiguió tenerme en vilo, y eso que empecé a verla con recelo, pero me gustó.

anamorgana dijo...

Muy buena peli recomendable, tienes razón, hasta Di Caprio está bien.
Saludos

Maeglin dijo...

¿Con la que esta cayendo a la tauromaquia en la franca hispanica y usted en silencio?