sábado, 2 de mayo de 2009

Guitarras y más guitarras


Cambiando de tercio, utilizando el manido concepto taurino, paso a hablarles de un tema absolutamente diferente al que he venido prestando mucha atención últimamente. No en vano es la Feria de Abril de Sevilla, San Isidro está a la vuelta de la esquina, y siempre quise emular a uno de mis ídolos, el gran Joaquín Vidal, maestro de maestros de la crónica taurina.

Hace tiempo que los venía escuchando con bastante asiduidad, aunque como todo en esta vida -o casi todo-, todo vuelve a uno con inusitada fuerza.

Se trata, ni más ni menos, que de un grupo de heavy archiconocido por todos ustedes. Iron Maiden, prototipo de música en su género, lo cual a mí me es absoltamente indiferente, pues no suelo guiarme por lo que de moda esté ni por lo que la gente considere como la repanocha o lo último de lo último.

Como ejemplo, he de decir que un colega italiano me dijo hace dos meses: "a ese grupo lo escuchaba yo cuando tenía 18 años". Me sonó a reprimenda, como intentando convencerme de que está pasado de moda y que ahora pegan otros con más fuerza.

Los que me conocen en persona, en especial el señor Maeglin, saben a ciencia cierta que a mí eso de las modas y las modernidades me produce una enorme urticaria, amén de serme absolutamente indiferente la época en la que deberían de encuadrarse. Sin ir más lejos mi grupo bandera, los Dire Straits, sobre los que escribiré dentro de poco, es un grupo eminentemente de cuarentañeros, cuya carrera y fama se sitúa a mediados de los '80, con un Knopfler inconmensurable, guitar hero de los que ya no quedan, y con unas melodías sencillamente apoteósicas que han pasado a la historia de la música con letras de oro.

Pero no nos desviemos del tema, que tengo una tendencia innata para hacerlo.

Iron Maiden, grupo heavyloncho por naturaleza me cautivó hace dos meses. Sin esperarlo, sin proponerme a hacerlo, sin que nadie me vendiese la moto sin ruedas.

Fue un proceso natural y no forzado, partiendo de la base del conocimiento de alguno de sus temas señeros como "The trooper".



Por pura casualidad fui tirando del hilo y di con algún otro que me llenó lo suficiente como para conseguir su discografía y hacerme una idea de lo que esos melenudos muchachos escondían bajo su indumentaria y las cuerdas de sus guitarras.

Y lo que escondían es canela en rama; es caña bien entendida.; es virtuosismo guitarrero de alta escuela; es música de 24 kilates. Es, en definitiva, una manera de entender la música que se acerca bastante a lo que uno busca en un grupo de semejantes características.

Y yo, que soy un enamorado del sonido de las guitarras y el virtuoso manejo de las mismas, quedé prendado de ellos y no hay día en el que no le dé una oportunidad a estos chicos, que parece que prometen, y mucho.

Si tienen curiosidad por adentrarse más en profundidad de lo que pueden ofrecerles, aquí les dejo unos cuantos vídeos de los que yo considero que son sus temas más representativos.

O, por lo menos, los que a mí me han llevado a dedicarles una entrada en mi humilde blog, que no es poco.









Disfrútenlos.

9 comentarios:

Blog A dijo...

Esta claro que no te gustan la etiquetas,yo nunca fui fan del heave pero la buena música es buena sea, del género que sea.

Maeglin dijo...

A Iron Maiden no se les estimó lo que debieran y me meto el primero en el saco ya que ya también les dí talludito "la alternativa" (No se me ocurre mejor blog para poner una frase así.
Y Más recientemente les volví a colocar el foco precisamente como efecto colateral de los comentarios del señor Carlos Knopfler.
Me faltá añadir el Acess High a la selección aqui expuesta pero quizás es un tema más machacón y repetitivo para el que hay que tener mayor predisposición a la Dama de Hierro.

Blog A dijo...

con los años se te agraia el caracter, pero con más años ya se te dulcifica .. jajajaja
Saludos genio

Zentolo dijo...

¿Pasados de moda? Será que la gente no tiene ojos o no se fija en lo que visten los chicos de ahora. He visto tantas camisetas de Iron Maiden en los tres últimos años como hace 20... Y eso que ahora no suenan en la radio...
Grandes. Simplemente, muy grandes. Grupo bandera de un estilo y una época, germen de otros grupos, tanto internacionales como nacionales, de renombre...

Maeglin dijo...

Ahí estoy con Zentolo. Es magico que la llama la avivé el boca a boca, de amigo a amigo....y la Dama sigue viva y con buena salud. incluso más en sus temas clásicos que en sus nuevas adquisiciones.

Eleonora dijo...

Amigo Carlos, la música siempre es atemporal, a mí hay canciones de Nat King Cole que em encantan, o algunas que mi madre le gustaba de Carlos Gardel.
Escuchar música es uno de los mayores palceres de este mundo. Y pensar que para los talibanes musulmanes esto provoca pecado. Pues vaya tela. yo debo ser lo más pecador del mundo. Así que ya sabes, sigue pecando con cosas como esta porque pocos "pecados" como este te van a dar mayor satisfacción.
Besos.

PD:Me gustan algunas de Maiden, no todas, pero sí, son geniales.

Carlos dijo...

Señor Zentolo, un servidor de Vds. va a hacerse el regalo de adquirir una camiseta de estos señores pero a la de ya. HOy me he pasado todo el día escuchándoles, pese a las críticas de los más mojigatos, que de todo hay por los andurriales del Ayuntamiento.

Maeglin, sólo queda añadir que me he dejado Children of the dammed, otro tema de quitarse el sombrero y que hoy me ha dejado patidifuso.

Señorita Eleonora, querida amiga sevillana, seguiré pecando con mucho gusto. Primero porque no creo en tal término, pues detesto toda imposición por parte de normas morales impuestas por gentes que poco tienen que pintar en la vida de cada uno. Pero si ya me asegura Vd. que los señores de la chilaba consideran tales actos como grave infamia y merecedores de ser hechos rodajas con alfanjes, voy a pasarme todo el día, con sus 24 horas completitas, dando cumplida cuenta de cuanto material tenga a mano, solamente por joderles. Y si es delante del edificio que está en la M-30 junto a la Nacional 2, mucho mejor.

Simplemente por tocar los pelendengues a seres tan siniestros. ;)

Eleonora dijo...

Jajajaj, ponles una canción de Emilio el moro que los remeda que no veas, encima se cachondea de ellos. Era melillense y maestro de Pepe da Rosa.

Aunque si yo pudiera, les ponía a la hora del muecín una canción de Madonna. :D

Berrean cinco veces al día y al principio todo el mundo cuando lo oye pues no le molesta por la novedad, pero imagina cinco veces al día y todo el año cantando

"Hmmmmwwwaaaahhaaa Yaaaaaahaaallaaah,Yaaaaaahaaallaaah,tmmmmm Dakikataaaain farsar. Lo que traducido al román paladino viene a ser: dios mío, dios mío dos minutos pa mear.
Esa es la música que sólo quieren oir.
Es lo que se oye en Jerusalem una y otra vez. Y es lo que te dicen cristianos y judíos hartos ya de los cinco berreos diarios.

Así que aplícate mucho en oír música que es la mejor cura que hay contra estos salvajes de la secta de mahoma.
Yo también peco mucho con la música. :D

Carlos dijo...

Jejeje,

semejante imagen y estampa sólo puede equipararse en nivel de pesadillas a un concierto a dúo, mano a mano, entre los dos Davides: Bisbal y Bustamante.

Sí, mi mente está que arde: se me pasan muchas cosas por la cabeza, hay recuerdos que me han llegado esta última semana muy de lleno y, encima, pasa el Barsa...

Todo son malas noticias, coño. ;)

Espero que algún día vuelva a sonreirme la primavera, aunque lo dudo...